Los dientes y encías son vitales en nuestro día a día, ya que si estos no tienen un buen desarrollo y mantenimiento puede causar molestias al masticar, inflamación en el caso de las encías, y no solo eso, ya que al tener una mordida débil y no masticar lo suficiente puede contribuir entre otras cosas a un mal desarrollo de la mandíbula, generando así que nuestros dientes se apiñen y se generan malformaciones.

 

CONSEJOS PARA REFORZAR TUS DIENTES Y ENCÍAS

A continuación te damos algunos consejos desde tu Clínica dental Sermadent:

 

EVITAR EL CEPILLADO AGRESIVO.

Cepillarse los dientes después de comer es fundamental en nuestra salud bucal ya que contribuye a la limpieza del sarro y bacterias, pero esta debe de ser suave y prolongada ya que de lo contrario podría llegar a ser contraproducente inflamando nuestras encías.

 

COMER ALIMENTOS QUE PROTEGEN DEL ESMALTE.

Aquellos alimentos que protegen el esmalte dental son aquellos con lácteos, ya que refuerzan los huesos y consigue que nuestros dientes tengan una mayor fuerza, los alimentos de este tipo que más se suelen consumir son: leche, queso y yogur

 

EVITAR LOS ALIMENTOS Y BEBIDAS AZUCARADAS.

Es de gran importancia alejarse lo máximo posible de este tipo de alimentos o bebidas, ya que éstas alimentan a las bacterias que residen en la boca, y estas se transforman en ácidos que desgastan el esmalte dental.

 

USAR FLÚOR.

Mediante este, podemos fortalecer el esmalte e incluso se puede llegar a reparar las caries en el caso de que sea tratado de forma profesional y temprana. Además de esto, con el paso de los años y el constante masticar hace que el esmalte dental se deteriore, perdiendo así fuerza a la hora de masticar, aquí es donde cobra protagonismo de nuevo el flúor ya que mediante este podemos recuperar el mineral que se ha perdido mejorando así nuestra salud bucal, también es recomendable usar a diario pastas de diente que contengan dicho mineral “flúor” ya que previene diferentes enfermedades bucales.

 

MASTICAR CORRECTAMENTE.

Muchas personas piensan que mastican correctamente cuando no es así, y debido a esto llegan a tener problemas con sus encías, esto pasa porque estas son las encargadas de sostener a los dientes, y al no masticar la cantidad de veces suficiente se sensibilizan y provoca que se inflame con mayor facilidad. Respecto al masticar se debe de hacer repetidas veces ya que de este modo se activará los músculos de nuestra mandíbula, si no se mastica lo suficiente y se le suman varios hábitos poco saludables los dientes pueden malformarse y apiñarse.

 

TOMAR ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA D.

La vitamina D es una gran aliada a la hora de prevenir la gingivitis “Que es la inflamación y sangrado de las encías”, esto ocurre debido a que ayuda a absorber con mayor facilidad el calcio que como se ha mencionado anteriormente ayuda a aumentar la fuerza y densidad de los dientes.

La vitamina D además, ayuda a la absorción de fósforos que ayudan al fortalecimiento de nuestros dientes y encías.

Algunos alimentos ricos en vitamina D son:
Pescados grasos como pueden ser la trucha o el salmón, aceites de hígado de
pescados, hígado vacuno, queso, la yema del huevo, etc.

 

TOMAR ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA C.

Se debe de tomar alimentos ricos en vitamina C para que así podamos obtener colágeno, célula proteica es la responsable de mantener la firmeza y elasticidad de nuestros músculos, ligamentos, etc. Además las encías están compuestas principalmente por colágeno por lo que se deberá de consumir esta misma para fortalecerla y estimular su formación. Por lo general para tener una dieta rica en vitamina C, basta con mantener una dieta saludable y equilibrada, ya que muchas frutas y verduras contienen dichas vitaminas, algunos ejemplos de alimentos que puedes consumir son; naranja, limón, kiwi, mandarina, papaya…

 

EVITAR APRETAR LOS DIENTES.

Muchas personas tienen como hábito apretar los dientes por las noches de forma inconsciente, esto se conoce como bruxismo, y se debe de evitar a toda costa, ya que al apretar los dientes lo que conseguiremos es desgastar el esmalte y desgastar las encías.

 

USAR CON FRECUENCIA HILO DENTAL Y ENJUAGE BUCAL.

El uso del hilo dental ayuda a reforzar el esmalte ya que este elimina con facilidad los residuos restantes al cepillar los dientes, posterior a esto es recomendable usar enjuague bucal ya que de este modo aporta una sensación total de frescura, una limpieza total y contribuye a eliminar el mal aliento. El orden que se debería de seguir es cepillado dental, hilo dental y enjuague bucal.

 

MANTENERNOS HIDRATADOS.

Beber mucha agua al final del día es muy recomendable ya que esta hace que favorece a la producción de saliva, y este es un elemento principal para limpiar la boca de forma natural e inconscientemente, lo que hace es arrastrar la posible placa bacteriana que se haya quedado entre los dientes.

 

VISITAR AL DENTISTA.

Se debe de visitar al dentista de forma periódica, ya que estos podrán hacer revisiones y medir nuestro progreso de la forma más profesional posible, pero solo con ir al dentista no basta, ya que se debe de aplicar todo lo mencionado anteriormente para obtener resultados y que nuestros dientes y encías sean los más sanos y fuertes posibles.

Déjanos un Comentario