La gingivitis es una inflamación de la encía, el tejido que rodea el diente. Las encías se muestran enrojecidas e inflamadas y su sangrado durante el cepillado es a menudo el primer síntoma de esta inflamación.

La gingivitis puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad y no presenta dolor en un primer momento. Si no se trata, puede evolucionar y ser dolorosa. Para evitar la gingivitis es importante mantener hábitos diarios de cepillado y uso de enjuagues bucales. Recomendamos el uso del enjuague antiséptico como parte de esta rutina. Éstos refuerzan los dientes contra la caries y ayudan a evitar la gingivitis al eliminar su causante principal, la placa.

Factores agravantes

Además de las tendencias genéticas que presenta cada persona, hay una serie de factores agravantes. Algunos pueden controlarse, como el tabaquismo o la falta de vitamina C o B3. Sin embargo, hay otros factores más difíciles de cambiar: los cambios hormonales durante el embarazo (gingivitis durante el embarazo), la menopausia o el uso de anticonceptivos orales. También algunos tratamientos inmunosupresores y para la epilepsia pueden propiciar la aparición de enfermedades gingivales. Además de coronas y empastes mal hechos, o los dientes apiñados (cuando los dientes se solapan es más complicado eliminar la placa con el cepillado).

El tabaquismo

El tabaco afecta de manera muy directa a la salud bucal. El humo del tabaco cambia la respuesta del organismo a los ataques de las bacterias responsables de las enfermedades de las encías, provocando un debilitamiento de las mismas.
El riesgo de desarrollar gingivitis y posteriormente periodontitis aumenta con el tabaquismo durante todo el tiempo en que el paciente fuma. Por lo tanto, cuanto más tiempo fume, más aumenta la posibilidad de que se desarrolle una enfermedad de las encías o periodontitis. Por el contrario, el riesgo disminuye tan pronto como se deja de fumar.

fases de la gingivitis

FASE 1. LESIÓN INICIAL
La gingivitis es leve. Las encías pueden sangrar ligeramente durante el cepillado. El enrojecimiento de las encías pasa prácticamente desapercibido.
FASE 2. LESIÓN TEMPRANA
La gingivitis es moderada. El sangrado producido por el cepillado es más abundante, las encías están enrojecidas y aparece la primera hinchazón.
FASE 3. LESIÓN ESTABLECIDA
La gingivitis es grave. El sangrado es espontáneo. El epitelio conectivo que fija la encía al diente se ve afectado. Una vez que la encía deja de adherirse a la superficie del diente, el surco gingival (esto es, el espacio entre la encía y el diente) crece.

Déjanos un Comentario